El Autor

  • Licenciado en Bellas Artes: Facultad de Bellas Artes de Sevilla.
  • Primero de promoción de la Facultad de Bellas Artes. Universidad Hispalense, Real Maestranza de Caballería y Ayuntamiento de Sevilla, 1976.
  • Especialidad en Grabado Calcográfico. Facultad de Bellas Artes de Sevilla, 1979.
  • Título de Profesor de Dibujo. Facultad de Bellas Artes de Sevilla, 1976.
  • Premio Nacional Fin de Carrera de las Facultades de Bellas Artes, Madrid, 1981.
  • Beca de postgraduado a Italia. Diputación de Córdoba, 1976.
  • Primer Premio de Dibujo de la Dirección General de Bellas Artes. Sevilla, 1974.
  • Primer Premio de Murales para el aeropuerto de San Pablo. Sevilla, 1976.
  • Finalista del XVI Premio de Dibujo Internacional Joan Miró. Barcelona, 1977.
  • Primer Premio de Grabado del Certamen Andaluz de Artes Plásticas. Sevilla, 1978.
  • Segundo Premio de Carteles del Carnaval de Córdoba. 1983.
  • Finalista de la V Bienal de la Jóven Pintura Contemporánea. Barcelona, 1984.
  • Primer Premio de Grabado Pablo Ruiz Picasso. Ateneo y Universidad de Malaga, 1999.
  • Ha impartido clases de dibujo y pintura en la Universidad Popular de Mijas y en la Casa de la Cultura de Fuengirola. Actualmente dirige el taller de Grabado de Fuengirola.

1970 a 1974. Primeras esculturas. En pintura comienzo con el realismo de temática social, inquietud manifiesta por superponer otros lenguajes a la imagen central del tema.

1974 a 1977. Expresionismo de temática social. Las exposiciones que realicé en estos años el argumento era el hombre, la ciudad y la máquina

1977 a 1981. Mi pintura tiene un cambio importante después de la experiencia del viaje a Italia y estudiar el Renacimiento. Me acerqué a la metafísica, me interesó la comedia del arte y hablaba de la incomunicación. Ausencia de movimiento en lo representado. Exposiciones en París, Amsterdam, Berlín y países nórdicos. Primeros grabados.

1981 a 1984. Me instalo en Mijas, tras unos meses residiendo en París. Experimento con lenguajes abstractos, dentro del cinetismo. Contrario a la experiencia anterior es lo dinámico lo que trabajo.

1984 a 1988. Recupero la figuración, influencias de otras culturas primitivas, del cubismo picassiano, del comic. Los colores son intensos, los temas de la vida cotidiana y represento la alegría de vivir, patente la vorágine vital de los 80. Primera exposición en Copenhague. En el 86 experimento de arte conceptual  Propuesta 0 en Fuengirola, 20 acciones y la participación de 200 personas. Primeras colagrafías.

1988 a 1992. Pinturas matéricas. Temas sociales, el hambre y el tercer mundo. En el 91 me intereso por la deconstrucción. Primeras esculturas en hierro.

1992 a 1993. Incursión en el expresionismo salvaje. Pinturas pasionales que trataron del amor y la muerte. Serie Negra en grabado

1994 a 2016. Figuración. La deconstrucción como base de análisis. Organicé en Málaga en el 95 el primer ciclo sobre la deconstrucción en Filosofía, Arquitectura, Literatura y Plástica. Exposiciones basadas en la obra de otros artistas, Courbet, Malevich, Romero de Torres, Hokusai. Temas eróticos, mitológicos, bíblicos y sociales, recurrente la representación de lectores.  Realizo diseños ambientales, esculturas públicas y primeros bronces. En el 2002 exposición retrospectiva en el Museo Municipal de Málaga.

2016.- Escenas. Ateneo de Málaga y Sala Alfajar.
2015.- Intermezzo. Sala de exposiciones El Portón. Alhaurín de la Torre
2012.- La ciudad sumergida. Museo del Grabado u Cortijo Miraflores. Marbella
2011.- Le Grand Tour. Biblioteca Municipal de Alhaurín el Grande.
2010.- Mixturas. Casa de la Cultura de Fuengirola
2008.- Las tentaciones de San Antonio. Galería Carmen del Campo. Córdoba
2007.- Grabados. Galería Ru-H. Fuengirola
2006.- Razonadamente pasional. Casa Fuerte de Bezmiliana
2004.- Grabados – Taller Gravura, Málaga
2003.-  Lingua franca. Galería Carmen del Campo, Córdoba.
2002. – Lecturas contextualizadas. Museo Municipal de Málaga.
2000. – Polifemo y Galatea. Studio 52, Córdoba.
1999. – Malevich Street. Casa de la Cultura de Fuengirola.
1997. – Suite Nerja. Sala de Arte del Ayto. de Nerja.
1997. – Galería Café del Infante. Palacio de Godoy. Villaviciosa de Odón, Madrid.
1996. – L´Atelier. Galería Fabien Fryns. Marbella.
1995. – De? construcción. Colegio de Arquitectos de Málaga.
1993. – Les Liaisons dangereuses. Librería Teseo. Fuengirola.
1993. – Galería 2000. Córdoba.
1993. – Serie Negra. Galería Sic. Fuengirola.
1991. – Esculturas. Galería Pedro Pizarro. Málaga.
1991. – Galería Manuela. Marbella.
1991. – Arte para una crisis. Galería Los Arbolitos. Fuengirola.
1990. – Galería Knabro. Copenhague.
1990. – Embajada de España. Copenhague.
1990. – Galería Carmen Romero. Marbella y Lucena.
1988. – Colagrafías. Diputación de Málaga.
1987. – La pasión en la frontera. Palacio de la Merced. Diputación de Córdoba.
1987. – Il Tempo Giusto. Galería Pizarro. Alhaurín el Grande.
1985. – Galería Knabro. Copenhague.
1985. – Sala Municipal de Marbella.
1984. – Colegio de Arquitectos de Málaga.
1984. – Casa de la Cultura. Fuengirola.
1982. – Serigrafías. Galería Studio 52. Córdoba.
1980. – Galería Tour de Nesle. París.
1979. – Galería Manuela. Córdoba.
1978. – Grabados. Galería Juan de Mesa. Córdoba.
1977. – Galería Atrium.
1975. – El hombre, la ciudad, la máquina. Galería Vida, Sevilla.
1975. – Galería Studio 52. Córdoba

2018.- Palmeras de fuego. Museo del Patrimonio Municipal. Málaga
2015.- ¿Todo está ya pintado?. Los 80 hoy. Diputación de Málaga
2013.- 60 años de arte contemporáneo en Córdoba. Diputación de Córdoba
2009.- Transeúntes en hora punta. Diputación de Málaga.
2009.- Guitarras. Sala Museística de Cajasur. Córdoba.
2008.- Nuevas adquisiciones en el Museo Provincial de Bellas Artes de Córdoba.
2007.- XXV años del Taller Gravura. Sala Alameda de la Diputación de Málaga.
2006.- Fondos del Colegio de Arquitectos. Palacio Arzobispal de Málaga.
2000.- Grabados en los Encuentros de Arte de Genalguacil
2000. – Estampa. Madrid
1998. – Grabadores en Málaga II. Diputación de Málaga.
1997. – X Aniversario. Museo de Grabado, Marbella.
1997. – Figuras Contaminadas. Palacio de la Merced. Diputación de Córdoba
1996. – Inauguración Galería Harpe de Marbella.
1996. – Carpeta de grabados PANGEA. Colegio de Arquitectos de Málaga.
1995. – Colectiva. Galería Fabien Fryns de Marbella.
1994. – Málaga: territorio para la creación. Centro Cívico de Málaga.
1994. – Pintar el Museo. Museo de Bellas Artes de Córdoba.
1993. – I Premios Nacionales de Grabado. Museo de Grabado de Marbella.
1993. – III Mostra de Unión Fenosa de La Coruña.
1992. – La otra mirada. Museo Provincial de Bellas Artes de Málaga.
1992. – El arte de construir el arte. Museo de Bellas Artes de Málaga.
1991. – Lo femenino y lo masculino. Museo Provincial de Bellas Artes. Málaga.

ESPACIOS PÚBLICOS

1976.- Mural para el Aeropuerto San Pablo de Sevilla
1986.- Mural El saludo del pescador. Fuengirola.
1989.- Diseño arquitectónico de la Plaza del Castillo del Vigía. Torremolinos.
1995.- Escultura Desbordamiento. Jardines del Colegio de Arquitectos de Málaga. 2005.- Escultura de Hans Christian Andersen. Plaza de la Marina de Málaga.
2006.- Diseño de la rotonda La rosa de los vientos. Av. Miramar de Fuengirola. 2006.- Diseño de escultura paisajística El bosque del arco iris. Parque del Sol. Fuengirola.
2007.- Mural Flora. Jardín botánico Finca de la Concepción. Málaga.

José María Córdoba es un artista afincado en la Costa del Sol desde 1981, con un trabajo profundamente marcado por la figuración, que tomará a partir de los años 90 la deconstrucción como base de su análisis. Con independencia de la técnica empleada, el autor deconstruye las formas fusionando fragmentos de la realidad con otros de su invención. A diferencia de series más antiguas, deudoras del cubismo y el futurismo, sus estudios de cabezas ya no son reflejo de una realidad que se antoja poliédrica, sino que presentan un juego de formas, estructura y color que alude al mundo fractal: cada plano de color tiene recursos propios, llevan la esencia del todo. Un enfoque metafísico que no quita lugar a la espontaneidad, al carácter lúdico en cada uno de sus trabajos, Córdoba establece relaciones no exentas de ironía a través de elementos como la sonrisa, la corbata, la pajarita o la máscara –un guiño este, por otro lado, a un tema muy del gusto del artista desde su estancia becada en Italia, el de la commedia dell´arte-.

Natalia Giménez Cid. ¿TODO ESTÁ YA PINTADO?, 2015

 

¿Se escuchará desde sus ventanas, coloreadas con lápices Alpino, la alerta de bronce del mitológico perro gato que José María Córdoba nombró Polifemo del sol en una isleta entre la N-340 de Ítaca y la entrada a un paraíso residencial?

Guillermo Busutil. CONTAR-T LA CIUDAD. UTOPÍAS URBANAS. 2014

 

Cada vez que tengo la oportunidad de desplazarme al estudio de un artista me gusta familiarizarme con su entorno, buscar elementos que puedan servirme para posteriormente intentar desarrollar una experiencia metalógica, sin renunciar a esos pactos preestablecidos con el artista, con la institución o con el espectador ocasional que es el que atribuye una valoración puntual de esos elementos perceptivos al que el artista da certeza.  En el caso de José María Córdoba en su obra se conjugan criterios suficientes, no sólo para continuar la visión de anteriores críticos,  observando reiteradamente un discurso “perceptivista”, sino para extraer una sustancialidad, basada en el “estancialismo”, simplemente porque su obra así lo requiere, un acercamiento a la metafísica del estar.

A mí me interesa de José María Córdoba lo puramente lógico y lo verdaderamente absurdo,

Juan Carlos Martínez Manzano. EL ESPLENDOR DEL ESQUELETO DE LO COTIDIANO. CONDICIONES DE USOS DE LA OBRA DE JMC. 2013

 

La ironía crítica con que José María Córdoba aborda la relectura de la historia del arte, y particularmente de algunas experiencias límite de la vanguardia como fueron las aportaciones del cubismo, se han convertido en estos cuarenta años de producción artística en seña de identidad sobre su modo de abordar la apropiación, síntoma posmoderno de una gran parte de sus compañeros de generación.

De la relectura a la apropiación, de la estética a la política, la obra de JMC, continúa avanzando en los comprometidos territorios de una pintura que se mira en el espejo para preguntarse cuál es el sentido del arte en un mundo deshumanizado como el nuestro.

Ángel Luis Pérez Villén. 60 AÑOS DE ARTE CONTEMPORÁNEO EN CÓRDOBA ( 1953-2013)

 

Pero el artista ya ha transformado el lienzo. Allá donde el blanco podía ser símbolo del vacío, el artista ha creado una nueva realidad, ¿o acaso no es perceptible? Y reconoce, desde su intimidad más recóndita, que es una obra madura, fruto de años de observación, de introspección, y del aprendizaje y desarrollo de la técnica. Pero también fruto de infinitas experiencias sensoriales y emocionales…

El año 2000, Erik Kandel recibía el Premio Nobel tras demostrar que una humilde babosa de mar, Aplysia es su nombre, modificaba las estructuras y las conexiones funcionales de sus neuronas cerebrales en función de la experiencia. Es decir, explicaba cómo se producía el aprendizaje y por ende en qué consiste el verdadero engrama, el sustrato de la memoria. Kandel demostró que la red neuronal de base genética responde a la experiencia. Y dado que la experiencia no está determinada, sus consecuencias tampoco pueden estarlo. Ese “yo soy yo y mis circunstancias” de Ortega quedaba confirmado desde la neurofisiología más avanzada. O con otras palabras, el cerebro es plástico, no es una estructura rígida, sino que se modifica a sí mismo en función de lo vivido.

El artista, que siempre lo fue, evoluciona como evolucionan las realidades que crea. No se ha diseñado a sí mismo, y sin embargo sus diseños parten de él como si él mismo se trasladara al lienzo. Y ese yo creado es una nueva realidad, multidimensional, porque serán muchos los observadores

Francisco Córdoba García, REALIDAD Y CONCIENCIA. 2012

 

José María Córdoba hace tiempo que trata el tema del arte como recurso creativo, podíamos denominarlo como un juego meta-artístico, pero marcando su impronta. La “cita” a autores conocidos –y cuadros concretos- se ve transmutada por la mirada personal del artista hasta convertirlos, sin lugar a dudas, en obra propia en la que obviamente se reconoce su “estilo”.

Por otra parte hay que destacar lo versátil que es Córdoba en las técnicas que utiliza: pintura, dibujo, fotografía, escultura y obra gráfica. Y en todas estas técnicas y motivos su discurso destaca con voz propia. Y ello es debido a la enorme curiosidad que tiene por expresarse en distintos formatos y su alta formación teórica.

Su personalidad “renacentista” recorre como un rio caudaloso la ingente obra que ha realizado a lo largo de las décadas, obra absolutamente personal fruto del estudio y del trabajo. Pero, y esto me parece destacable, una obra en la que el disfrute de los sentidos le confiere un valor no sólo como arte sini como gran vehículo de comunicación con un espectador aficionado o  connoisseur. Los múltiples significados, citas y relatos de las obras de JMC es un verdadero disfrute cromático y simbólico.

Pedro Pizarro. OTEANDO DESDE LA PLAYA. 2011

 

José María Córdoba continúa representando “la figura del ironista”, trenzando en un espejismo simbólico las diferentes posibilidades narrativas que ofrece una obra, ampliando sus significados contiguos y flotantes, jugando en los márgenes del texto y volatilizando la rigurosidad de los conceptos, alterando los significados, fabulando, deconstruyendo, creando metáforas y alegorías.

Si la cultura se engendra a base de ficciones, interpretar éstas conlleva crear otras nuevas, lo que hace necesaria la Deconstrucción. J. Derrida manifestó que del texto debemos entender no lo que dice, sino “lo que no dice” pero se refiere, de ahí el valor cognoscitivo de la metáfora. Si el modo habitual de lectura cree que el texto tiene un único e inalterable significado, la deconstrucción tiene como propósito lo “no-dicho”, que le permite disentir substancialmente en la interpretación de un texto con su propio autor. Nietzsche  ya nos advirtió de ello.

Existen sentidos secretos y ocultos en cada obra que hay que sacar a la luz. Para ello hay que destruir la arquitectura racional, aportar una mirada crítica,  meditar sobre la historia. Este nuevo instrumento del pensamiento se revela como un acontecimiento artístico. Con los conceptos ungidos de nuevas significaciones nos invita a profundizar en la maraña de la superestructura ideológica de nuestra sociedad, articulada sobre los viejos valores históricos, morales, estéticos y religiosos y a investigar otra forma de descifrar la realidad.

María José Serrano. LAS TENTACIONES DE SAN ANTONIO. 2008

 

 

Con independencia de sus notables valores plásticos, el homenaje a Hans Christian Andersen constituye una incursión excepcional dentro de la trayectoria artística de José María Córdoba, no solo por la dimensión y función monumental de la propia escultura, sino por los criterios estéticos tenidos en cuenta en su concepción y que entran en sereno contraste con la poética expresiva habitual del artista. No en balde, la producción de JMC – quien actualmente dirige el Taller de Grabado de Fuengirola, tras una dilatada experiencia académica entre la que se cuenta el Premio Nacional Fin de Carrera de las Facultades de Bellas Artes que obtuviese en Madrid, en 1981- se encuadra dentro de la generación de creadores andaluces que viene desarrollando su trabajo dentro de un clima embargado por el espíritu de la posmodernidad, el eclecticismo y la analítica en plena crisis de las vanguardias. Esta situación le ha conducido a establecer un diálogo iconográfico, señalético y sígnico entre imágenes del mundo real y referencias surreales, que aplica a una obra plural desarrollada a través de la pintura, el dibujo, el grabado, la fotografía y la escultura. Haciendo valer las múltiples posibilidades de tales medios expresivos, Córdoba insisten la recuperación de diversos sistemas culturales que disecciona, trasciende y “traduce” al discurso de la modernidad desde una perspectiva gráfica y semántica, superando con ello cualquier riesgo de anclaje, servidumbre y supeditación al pasado.

Juan Antonio Sánchez López. LA VOZ DE LAS ESTATUAS. 2005

 

José María Córdoba. Pintor, dibujante y maestro grabador. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Hispalense con Premio Nacional Fin de Carrera en 1981. Su maestro en grabado fue el catedrático de esta asignatura en la Universidad de Sevilla don Ignacio Berriobeña, con el que hizo la especialidad durante tres años, después de haber obtenido la licenciatura. En 1978 obtuvo el Primer Premio del Certamen Andaluz de Grabado celebrado en Sevilla. Ha realizado exposiciones individuales en París, Copenhague, Málaga y otras ciudades. En 1980 participó en la Intergraphik de Berlín junto a otros vanguardistas españoles (Gordillo, Rolando Campos, etc.). En 1999 fue Premio Pablo Ruiz Picasso de la Universidad de Málaga. Es muy significativa su reciente exposición en el Museo Municipal de Málaga en Marzo de 2002, que muestra una antológica de su producción en pintura, dibujo y grabado. Ha participado en colectivas y ferias de pintura o gráficas de Amsterdam, Utrech y Barcelona; en la Propuesta 0  en Fuengirola y de Dibujos en la Fundación Miró de Barcelona, entre otras.

JMC es director del Taller Municipal de Grabado de Fuengirola (Málaga) desde su fundación en 1985 hasta hoy, siendo responsable del prestigio y solera que éste ha alcanzado.

Francisco José Palomo Díaz. LA ESTAMPA DE MÁLAGA EN EL SIGLO XX. Tomo II. 2005

 

José María Córdoba. Cordobés de nacimiento, sevillano de formación e inmerso en los registros avanzados de la plástica malagueña más inmediata, JMC cuenta con un impresionante historial, lleno de esplendores, puestos en evidencia ya desde su etapa en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla.

Su obra ha pasado por muchas etapas y situaciones, desde un inicial expresionismo figurativo con tintes de monumentalidad y deformación consciente de elementos, hasta una leve incursión en los postulados esenciales de lo abstracto, pasando por los bellos desenlaces estéticos de sus estamentos metafísicos donde se pone de manifiesto una perfecta adecuación técnica a las imposiciones conceptuales, las reflexivas participaciones en las circunstancias más novedosas del arte, la búsqueda incesante de caminos por donde circular de la mano expectante de una figura a la que se le dota de infinitas posiciones plásticas y estéticas y sobre todo, el interés por la deconstrucción, por la superposición de gestos, por el cuestionamiento de la imagen, por abrir horizontes y dejar en suspenso la línea argumental de un contexto, nos sitúan ante la inquietante obra de un artista que ha puesto en evidencia los múltiples episodios de un arte contemporáneo a los que ha accedido con las alforjas bien repletas de técnica artística y a los que ha sometido al juego ambiguo de sus múltiples circunstancias.

Bernardo Palomo. LA RENOVACIÓN PLÁSTICA EN ANDALUCÍA. DESDE EL EQUIPO 57 AL CAC MÁLAGA. 2004

 

La década de los noventa suponen en la versátil creatividad de J.M.C. la consolidación de su estilo, un estilo permeable a la mutación periódica en el lenguaje, aunque manteniendo una misma filosofía en el modo de entender el sentido del arte, que en su caso, no es otro que la investigación y la adaptación a los dictados y circunstancias externas e internas que le afectan. Un criterio, que como se verá, tiene en el marco desconstructivo su paradigma.

Con bastante frecuencia cuando se estudia la corriente desconstructiva se obvia un hecho capital, como es su inequívoca pertenencia al fenómeno global de la postmodernidad, siendo un síntoma o manifestación más de ésta, es decir, de la compleja, difusa y ambigua situación por la que ha impregnado la vida contemporánea que ha traído consigo, entre otros, la pérdida del logocentrismo dominante.

José María Córdoba, es un profundo conocedor de la historia del arte y sus principales protagonistas, un factor a tener muy en cuenta para comprender su idea de desconstrucción y reconstrucción, que él utiliza como pauta de creación. El recorrido visual efectuado a través de los distintos periodos artísticos, constituyen para el autor un constante diálogo sumamente enriquecedor, de cuya experiencia extraerá imágenes que serán contextualizadas otorgándole un estatuto de representación inédito. La contemplación de la obra de arte se ofrece a la manera de un texto, de un libro que hay que saber leer y J.M.C. «es un buen lector», recuérdese que el tema se convirtió en serie, y que al igual que el historiador del arte se sirve de la imagen para interpretarla.

Fernando Martín Martín. JOSÉ MARÍA CÓRDOBA. LECTURAS CONTEXTUALIZADAS. 2002

 

Quiso un destino lúdico que Polifemo no fuese solo una fábula grecolatina, sino que su voz (esa con que cantaba a Galatea), llegase hasta Córdoba (lugar y persona) impregnando su esencia de nuevos matices. Posiblemente es la influencia mágica de ese mosaico oculto la que ocasionalmente le hace reaparecer como inspiración. En Góngora se materializó en un oscuro y bello poema y hoy, reinterpretando el poema y con él el mito, lo hace José María (Córdoba y cordobés). Curiosamente ninguno de ellos tuvo conocimiento del mosaico: Góngora jamás lo supo, aunque muchas veces pasease sobre él, y en Córdoba fue un descubrimiento casual posterior a la elaboración de la obra.

José María, ajeno a toda consideración doctrinal, con su personal mezcla de lenguajes y mensajes y su excepcional dominio de las técnicas pictóricas, se acerca al mito a través de la obra literaria. Pero lo hace desde una postura iconoclástica, alejándose de la narración fiel y de las analogías fáciles. Es la suya una visión historicista atenta a los desplazamientos: Ovidio, Teócrito, Góngora.

Córdoba desnuda las tramas del mito; no le interesa tanto captar las estructuras y códigos manifiestos como su desmontaje, sus huellas, flujos, cruces y ausencias que se escapan a lo evidente. La obra de arte se convierte, de este modo, en una interpretación de la interpretación, en un juego continuo de reenvío, divagaciones y alteraciones impregnadas de ironía.

Nos encontramos ante un continuo juego de metáforas que nos remiten a la tradición al tiempo que confiere al mito una multiplicidad de nuevas lecturas. Encadenamientos, bucles y relecturas siempre abiertas. Esa multiplicidad de sentidos posee la capacidad de golpear la mente del espectador, de incitarle a que tras una inicial confusión juegue con él, participe de sus malabarismos recomponiendo un nuevo orden. Artista y espectador se ven así involucrados en el acto interpretativo como productores o activadores de nuevos sentidos. Y es que la nueva vivencia estética es un mundo abierto a la interpretación activa.

María José Serrano. POLIFEMO Y GALATEA. 2000

 

La pintura de José María Córdoba funciona como una ventana abierta al mundo ante la que el artista hubiera colocado el tamiz del devenir de aquella en el tiempo. Como consecuencia de ello podríamos pensar que el resultado de su mirada se redujese a una apropiación de la realidad auspiciada por intereses históricos, o que la finalidad de su trabajo residiese en la revisión y puesta a punto de un estilo que no cesara de recomponerse y ultimarse, sin embargo lo que nos depara su obra es el testimonio veraz de nuestro entorno desde una óptica que asume sin contradicciones la ironía, la comedia de costumbres, la denuncia sin despecho, la tradición de la modernidad y la búsqueda de la belleza. Más que ecléctica -que sin duda lo es- su obra se define por un temperamento que nos recuerda al de la pintura pop, desinhibido en cuanto a las exigencias resolutivas- sin el apuro de tener que sepultar un estilo que asfixie las aspiraciones de la figura y presto a hacer uso de los registros que en cada momento le sean útiles- y sólo comprometido en la crónica de la realidad.

Es la suya una pintura culta, pero no por su posible sofisticación o elitismo, sino por el sentido que el término posee en el contexto antropológico. Es la suya una obra integradora y versátil que se nutre de la Historia del Arte, pero también de la sintaxis del comic y de las estrategias de la publicidad, es un crisol donde se funden la epifanía del cuerpo femenino, la transmisión de los valores que identifican a una comunidad, los mitos redefinidos en su contemporaneidad y toda una suerte de microrrelatos que se añaden al discurso principal con la misma persistencia que el punctum que Barthes atribuye a la fotografía.

Ángel Luis Pérez Villén. FIGURAS ALEGÓRICAS. LA IMAGEN CONTAMINADA.1997

 

José María Córdoba parte de una sabia combinación entre una meditación constante acerca del arte como expresión, del propio concepto artístico y de la misión del artista -enriquecida desde su propia labor como docente- con los preceptos estéticos y formales de otros movimientos. De esta forma el pintor, con este cóctel de ideas, se dirige hacia un eclecticismo estilístico, hacia un mestizaje formal. Su referente del pasado puede observarse en un gusto por los efectos ilusionistas y espaciales, por el dibujo y la perspectiva, por la mitología. Junto a ello observamos inclusiones de elementos del lenguaje moderno: cubismo, futurismo, surrealismo, grafismo, comic… Esta búsqueda intelectual le hace entender la obra como un producto conceptual antes que estético, en la que predominan diálogos paralelos, guiños culturales y semióticos.

Lourdes Moreno. GRABADORES II. 1997

 

En todos los cuadros de JOSÉ MARÍA CÓRDOBA podemos apreciar el movimiento de las formas dentro de la clausura: espacios que se desplazan y dislocan; el tiempo que se desintegra bajo los impulsos de un seísmo interior. Pero el artista tampoco olvida elementos realistas, para mostrarnos que la desconstrucción juega desde dentro del propio sistema. Es la imagen de la razón que se quiebra, que deja fisuras y nos remite a otra cosa, lo otro de la razón, pero que se ofrece como posibilidad de una nueva forma de pensar la correlación de formas y espacios con otro lenguaje.

Cada una de las pinturas, de una forma u otra, representa la clausura en cuyo interior, bajo una fuerte y apasionada intimidad, se representa lo diferente, la “tensión” de las formas, las relaciones de formas y colores, la mezcla de colores vivos e intensos, como una interactividad de elementos cuyo parentesco con algo real ha sido sistemáticamente erosionado. Decía Braque que “él no creía en las cosas sino en las relaciones entre las cosas”. Y aquí, ciertamente, todo es relación.

De esta forma, aquí la desconstrucción examina la peculiar lógica de la belleza intrínseca, mostrando lo que se enmarca, más bien que lo que está dentro o fuera. Pero siempre está ahí esa cuña, esa fisura o huella, como marca de lo otro, de aquello que está más allá de esa realidad enmarcada.

Luis de Santiago Guervós. DERRIDA, LA ESTRATEGIA DE LA DESCONSTRUCCIÓN. 1995

 

 

“La obra detenta al mismo tiempo muchos sentidos, por estructura, no por la invalidez de aquellos que la leen.” BARTHES.

“El texto no es un objeto concreto (como el libro o la obra) sino un modelo, un paradigma. Extraído del discurso, pertenece al signo; basado en la pluralidad estereográfica de los significantes que lo tejen, es una actividad transversal: atraviesa una o varias obras, sin quedar identificado con ellas.” BARTHES.

“Una diferencia donde cada texto es vuelta, juego, retorno, nuevo punto de partida.” BARTHES.

“Interpretar un texto no es determinar sus rasgos representativos o referenciales; no es ni siquiera un sentido, sino observar la pluralidad misma de sus sentidos, de su lenguaje, su permanente “mise en abîme”: observar que, en última instancia, el texto es una galaxia de significantes, no una estructura de significados.” BARTHES.

(Sobre la diseminación) “Introducir un “yo” que como autor o lector, se aproxima al texto, es introducir una pluralidad de otros textos, de códigos infinitos cuyo origen se pierde.” BARTHES.

“La deconstrucción es una actividad, una estrategia; una nueva práctica de lectura y tratamiento de cualquier tipo de texto (filosófico, científico, literario); un discurso sobre otro discurso, una escritura.” CESAR NICOLÁS.

“De los textos busca no su verdad o su sentido último -que niega o relativiza-, sino su bricolaje, su mecano: invita a ver su descomposición y desarticulación analíticas, las posibilidades de su juego, sus nexos recónditos, su libre combinatoria. Abre en ellos márgenes, huecos y fisuras; señala la asimetría y rugosidad de sus piezas; plantea la falla de sus estructuras, sus huellas y contradicciones (y con ellas la ficción e irreductibilidad última de su significado)…A semejanza del zen -que interesó vivamente a Barthes y Derrida-, hay en sus escritos un interés por captar no tanto las estructuras y los códigos como su desmontaje y cruces, sus constelaciones, huellas, flujos, ausencias.” CESAR NICOLÁS.

“En cualquier caso, tanto su analítica, como su ruptura de estirpe romántica, ponen en evidencia lo ilusorio de la definición convencional, pertinente y estática, de cada una de las piezas o factores del proceso comunicativo.” CESAR NICOLÁS.

“Al afirmar la permanente indeterminación del sentido, la deconstrucción niega tanto el origen como la presunta referencialidad de los textos.” CESAR NICOLÁS.

“Deconstruir la oposición significa, en un momento dado, invertir la jerarquía.” DERRIDA.

“La deconstrucción del egocentrismo.” DERRIDA.

“He intentado sistematizar la crítica deconstructiva contra la autoridad del sentido, como significado trascendental.” DERRIDA.

“Hay que invertir el concepto tradicional de historia.” DERRIDA.

“La perfección violada.” PAUL FLORIAN y STEPHEN WIEZBOWSKI.

“El sueño de la forma pura se ha alterado. La forma se ha contaminado.” MARK WIGLEY.

“Es esa habilidad para alterar nuestras ideas sobre la forma lo que hace que estos proyectos sean deconstructivos.” MARK WIGLEY.

“Lo deconstrucción obtiene su fuerza de su desafío a los valores mismos de la armonía, de la unidad y la estabilidad, proponiendo a cambio una visión diferente de la estructura.” MARK WIGLEY.

“Es una arquitectura de ruptura, dislocación, deflexión, desviación y distorsión más que demolición, desmontaje, decadencia, descomposición o desintegración.” MARK WIGLEY

“La forma no sigue a la función sino que la función sigue a la deformación.” MARK WIGLEY.

“Designaremos por “differance” al movimiento según el cual la lengua, o todo código, todo sistema de reenvíos en general, se constituye históricamente como tejido de diferencias.” DERRIDA.

“Hablar de tradición moderna es entenderla como: … Expresión de la condición dramática de nuestra civilización, que busca su fundamento, no en el pasado ni en ningún principio inconmovible, sino en el cambio.” OCTAVIO PAZ.

“Hace ya algún tiempo que vengo defendiendo un tipo de escritura transversal. ARGULLOL.

“Mientras que el conocimiento científico viene dado por una temporalidad lineal, el conocimiento que nos proporciona tanto el arte como la filosofía está vinculado a un concepto circular de temporalidad.” ARGULLOL.

Los únicos caminos que adivino para la creatividad artística pasan por desligarnos de este trayecto exhausto, reabrirnos al mundo diferente y poliédrico que tenemos ante nosotros.” ARGULLOL.

El artista es más libre cuanto más “prisionero de su propia ironía”.” ARGULLOL.

“Una mirada poliédrica puede intentar adentrarse en la tupida telaraña que envuelve el espíritu de nuestra época.” ARGULLOL.

“Implicado en la desintegración de las estructuras al espectador se le exige que, tras el inicial desconcierto, trate de recomponer el orden inquietante del espacio que se abre ante su mirada.” ARGULLOL.

“El trasfondo del mundo es el azar.” ARGULLOL.

“Al arte le corresponde hurgar en nuestras ilusiones ordenadoras para sacar a flote las fuerzas anárquicas que, más allá de toda ilusión, nos determinan.” ARGULLOL.

“Las ecuaciones no lineales son como una verdadera matemática de la frontera entre dos mundos. Quienes se aventuran por un paisaje matemático aparentemente normal de pronto se pueden hallar en una realidad alternativa. En una ecuación no lineal, un pequeño cambio en una variable puede surtir un efecto desproporcionado y aún catastrófico en otras variables.” J. BRIGGS y F. D. PEAT.

“Dondequiera que hallemos caos, turbulencia y desorden, la geometría fractal está en juego.” J. BRIGGS y F. D. PEAT.

“Los fractales constituyen un sistema descriptivo y una nueva metodología para una investigación que solo acaba de empezar. También pueden ser, como el holograma, una nueva imagen de la totalidad. En las próximas décadas los fractales sin duda revelarán cada vez más acerca del caos oculto dentro de la regularidad y acerca de los modos en que la estabilidad y el orden pueden nacer de la turbulencia y el azar subyacentes. Y revelarán más acerca de los movimientos de la totalidad.” J. BRIGGS y F. D. PEAT.

“El tradicional interés de los científicos en la predicción, el control y el análisis de partes queda subordinado a un nuevo interés en el modo que se mueve la imprevisible totalidad de las cosas. Las ciencias del caos y el cambio están forjando una revolución en nuestra perspectiva precisamente al dar sustancia al término totalidad, que habitualmente es vago.” J. BRIGGS y F. D. PEAT.

“Pero hay más: la ciudad que se nos presenta (Cités-Cinés) carece ostentosamente de unidad, sus fragmentos son azarosos, y las conexiones entre los mismos gratuitas. Este es el mejor ejemplo que conozco de arquitectura descoyuntada, o si se quiere estar más a la moda, deconstruída.” JUAN A. RAMIREZ.

  • TECLA LUMBRERAS KRAÜEL. Así empezó todo. Catálogo Palmeras de Fuego. Museo del Patrimonio Municipal de Málaga. 2018
  • PEDRO PIZARRO. Comisario Exposición. Palmeras de Fuego Catálogo. Museo del Patrimonio Municipal de Málaga. 2018
  • ANTONIO ABAD. Escenas. Ateneo de Málaga 2016
  • PEDRO PIZARRO. Le Grand Tour. Catálogo. Biblioteca Municipal de Alhaurín el Grande. 2011-03-10
  •  MARIA JOSÉ SERRANO. Mixturas. Catálogo Casa de la Cultura. Fuengirola 2010.
  • JOSÉ MARÍA CAMACHO. Esculturas. Revista BULEVAR . Málaga 2010
  • MARIA JOSÉ SERRANO. Las tentaciones de San Antonio. Catálogo Carmen del Campo. Córdoba 2008.
  • MARIA JOSE SERRANO.  Catálogo Casa Fuerte de Bezmiliana.2006
  • LUIS CALVO Y ESTEBAN RUIZ. Mapa creativo de Córdoba. 100 Espacios íntimos de creación contemporánea.
  • FRANCISCO J. PALOMO DIAZ. La estampa de Málaga en el siglo XX. 2005
  • BERNARDO PALOMO. La renovación plástica en Andalucía. Desde el Equipo 57 al CAC de Málaga.2004
  • PÉREZ VILLÉN. Lingua franca. Catálogo Carmen del Campo. 2003
  • FERNANDO MARTÍN MARTÍN.- JMC: Lecturas contextualizadas. Catálogo Museo Municipal de Málaga. Marzo 2002.
  • ENRIQUE CASTAÑOS ALÉS. Escultura urbana: J.M.C. SUR 2005
  • ENRIQUE CASTAÑOS ALÉS. El vértigo del estilo. Pintura y escultura de J.M.C. 2002
  • PÉREZ VILLÉN.- Memorias de un diletante. A propósito de la escultura de JMC. Catálogo Museo Municipal de Málaga. Marzo 2002
  • TINA JULSGAARD.- Profilen : JMC. Dansk Spansk Samvirke. Maj 2001
  • IRENE MARTÍN.- No se puede formar a una persona sin un pasado ni se puede crear un artista de la nada. Diario de Málaga. 28/5/2001
  • MARIA JOSÉ MORENO.– Mi obra permite la convivencia de Cervantes y Superlópez. SUR 15/1/2000
  • ANTONIO RODRIGUEZ.- Entrevista: JMC. Cuadernos del sur. Diario Córdoba.23/3/2000
  • J. C.- Polifemo y Galatea. El  País. 4/3/2000
  • R. R.- JMC presenta la visión pictórica de Polifemo y Galatea .ABC 24/3/2000
  • RAUL RAMOS.- La modernidad trae loca a la ciudad de Córdoba. ABC 31/3/2000
  • JESÚS ALCAIDE.- El pintor y la modelo.Cuadernos del Sur. Diario Córdoba. 6/4/2000
  • MARÍA JOSÉ SERRANO.- Polifemo y Galatea. C.D. Galería Studio 52. Córdoba 2000
  • MARIA JOSÉ MORENO.- De Goya a Tapies. Sur. 29/5/2000
  • MARÍA JOSÉ SERRANO.- Pero ¿ qué es la deconstrucción ?. Catálogo Malevich Street Ayuntamiento de Fuengirola 1999
  • ENRIQUE CASTAÑOS ALÉS .- Genealogía de la modernidad. Sur.  1/2/1999.
  • MARÍA JOSÉ MORENO.- Urbanismo versus arte. Sur20/9/1999
  • MARÍA JOSÉ MORENO.- El abanico de Córdoba para Sur avanza la feria del siglo XXI . Sur5/10/1999
  • MARIA JOSÉ MORENO.- El  abanico. Sur6/10/1999
  • HECTOR MARQUEZ.- JMC recupera personajes de otros pintores para una muestra de trasfondo político. El País. 17/1/1998
  • V. M. B.- Y va de pintura: JMC.El punto de las artes.3/7/1998
  • P. J.- Picassos genopstandelse. Solkysten. Septiembre 1998
  • O.- La belleza es una asignatura pendiente. Mar-Press. 22/3/1997
  • FRANCISCO GUTIÉRREZ.- Mi obra es algo sensual y al mismo tiempo simbólica. SUR 3/8/1997
  • JOSÉ LUIS RODRIGUEZ.- Contaminados por el humor.El País..26/12/1997
  • AMPARO MOLINA.- Figuras contaminadas. Diario Córdoba. 3/12/1997
  • JESÚS CABRERA.- Figuras contaminadas.El País.14/12/1997
  • AUMENTE.- Figuras contaminadas.Diario Córdoba.12/12/1997
  • PÉREZ VILLÉN.- Figuras alegóricas: la imagen contaminada. Catálogo Diputación de Córdoba. 1997
  • ALFREDO TAJÁN.- Síntesis y diálogo de la Suite Nerja. Catálogo 1997
  • ENRIQUE CASTAÑOS ALÉS.- La pintura de vanguardia en Málaga durante la segunda.mitad del siglo XX. Fundación Pablo Picasso.1997
  • PEDRO MOLINO.- Por el mestizaje de estilo y culturas. Málaga Variaciones nº 3. Septiembre 1996
  • MARIA EUGENIA MERELO.- Juegos con la Pintura. Sur19/1/1996
  • J. M . VALLÉS.- Córdoba expone su obra en la galería Fabien Fryns. Sur 31/12/1996
  • JOSÉ SALGUERO CARRERA.- Diez artistas cordobeses en el Museo Provincial. Diario Córdoba. 9/1/1995
  • G.- Pintar el Museo. El Punto de las artes.14/1/1995
  • PEDRO ALFAGEME RUANO.- Pintar el Museo.Correo de Andalucía. 29/1/1995
  • HECTOR MARQUEZ.- De?construcción. Colegio de Arquitetos.31/3/1995
  • M. EUGENIA MERELO.- Córdoba muestra sus propuestas plásticas en torno a la ..desconstrucción. Sur1/4/1995
  • EDUARDO HERRERO.- Defiendo la escuela europea. Diario 16. 6/4/1995
  • PEREZ VILLÉN.- JMC. Revista Lápiz, nº 113, Junio 1995
  • PÉREZ VILLÉN.- Pintar el museo: JMC. Catálogo Museo Bellas Artes de Córdoba. 1994
  • A.L. PEREZ VILLEN.- Pintores en Bellas Artes. Cuadernos del Sur 15/12/1994.
  • PÉREZ VILLÉN.- La crisis de la modernidad. Catálogo Diputación de Córdoba. 1993.
  • ALFREDO TAJÁN.- Antonio Jiménez y JMC . Sur23/4/1991
  • TONINA GELABERT.-JMC y el viejo sueño de la libertad. Andalucía Costa del Sol – Magazine. nº 5. 1987
  • PEREZ VILLÉN.-La pasión en la frontera y siete normas de juego. Catálogo- Diputación de ..Córdoba- 1987
  • PÉREZ VILLÉN.– La ciudad tomada. Catálogo Propuesta0. 1986
  • A.G.- JMC en la Casa de la Cultura de Fuengirola. Diario Córdoba 16/3/1984
  • PEPE BORNOY.- JMC resucita el cubismo. Sur21/3/1984
  • PÉREZ VILLÉN.- A propósito de 9 pintores jóvenes cordobeses. Cuarto y Mitad  nº 7, 1984
  • JOSÉ MARÍA CAMACHO.- Ironía y fantasía creativa en la obra de JMC. Sur Dominical  30/.8/1984
  • ANA.- JMC. Solkysten. 16/1/1982.
  • EMEGE.- Silueta: JMC. Diario Córdoba 30/9/1982
  • RAFAEL CORTÉS.-Apertura de un nuevo taller de arte . Sur20/11/1981.
  • G.F.- Aunar sicología y Bellas Artes. Sol de España 12/11/1981.
  • JUAN LATINO.-JMC en su estudio-taller. Diario Córdoba 18/9/1980
  • A.G.- JMC, un pintor consagrado. Diario Córdoba12/3/1977.
  • S.- JMC marchó a Italia para ampliar estudios. Diario Córdoba 1977
  • F.E.- Primer premio de murales para el nuevo aeropuerto. Correo de Andalucía 19/5/1976
  • F.S.- Destino nuevo aeropuerto. ABC 21/5/1976
  • FRANCISCO ZUERAS.- La pintura cordobesa contemporánea.Diario Córdoba.Extra de Navidad 1976.
  • AURELIO GRONDONA.-JMC, el hombre y su soledad. Diario Córdoba 8/11/1975
  • JUAN LATINO.- Pinturas de JMC. Diario Córdoba . Enero 1975
  • MANUEL FERRAND.- Presentación catálogo Studio 52. Córdoba 1975
  • MANUEL OLMEDO.- Arte : JMC. ABC 14/5/1975
  • RAMÓN TORRES MARTÍN.- Fuerte expresionismo en la obra de JMC. CORREO DE.ANDALUCÍA 14/6/1975
  • ELADIO OSUNA .- Exponen un cordobés y un italiano. Correo de Andalucía. 2/6/1975
  • IGNACIO CID.- JMC. Un joven valor de la pintura cordobesa. Diario Córdoba 4/7/1974